La censura en el doblaje durante el franquismo

3 Mar

La censura en el mundo audiovisual estuvo muy presente durante la época franquista en España (1939-1975). Se trata de casos en los que los mandamases del régimen obligaron a modificar el guión cuando encontraban algo que nos les gustase por ir en contra de su ideología política o que consideraban inapropiado para la sociedad. Y las productoras solían acceder a esa imposición, ya que era acatarlo o no sacar la película en España. Desde Translation-Traducción vamos a hacerlo evidente con algunos ejemplos.

Casablanca (1942)

Este clásico del cine se caracteriza por las numerosas alteraciones que se realizaron en el doblaje. Una de ellas es el pasado de Rick (Humphrey Bogart), quien afirma que participó en la Guerra Civil Española junto al bando Republicano. El doblaje franquista no podía permitirse algo así, de modo que se modificó para decir que luchó contra la anexión de Austria por parte de los nazis.


Mogambo (1953)

Grace Kelly y Donald Sinden interpretan a un matrimonio que comete adulterio. Al régimen no le gustó esta idea y cambió sus roles para que fueran hermanos, sin embargo no cayeron en la cuenta de que el adulterio que quisieron ocultar con la censura, realmente lo taparon con un incesto.


El ladrón de bicicletas (1948)

El final de esta película tiene un sabor dramático, pero Franco quiso darle un punto de vista cristiano. Por eso, y jugando al libre albedrío, decidió añadir una voz en off a la última escena, cuando padre e hijo andan cogidos de la mano. Esta voz, inexistente en la versión original, dice: «El mañana aparecía lleno de angustia ante este hombre pero ya no estaba sólo. La cálida manecita del pequeño Bruno entre las suyas hablaba de tener fe y esperanza en un mundo mejor. En un mundo dónde los hombres llamados a comprenderse y amarse lograrían el generoso ideal de una cristiana solidaridad».


La dama de Shanghái (1947)

En este caso, la censura ataca de nuevo y se vuelve a producir un cambio por razones políticas. El personaje que interpreta Orson Welles cuenta que mató a un franquista en Murcia, en el doblaje se explica que asesinó a un espía en Trípoli.

No solo hay que tener en cuenta estos cambios de guión en las películas que se sometieron a censura, sino que también habría que sumarles un sinfín de escenas que se eliminaron por ser demasiado explícitas. Por suerte, algunas de las películas se volvieron a doblar tras la muerte del dictador. Otras, en cambio, quedarán sumidas en la censura a los ojos de muchas personas a menos que se visualice la versión original.

Crédito de la imagen: revistaarcadia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *