Cómo enfadar a un traductor

20 Jul
autónomo traductor enfadar enojar translation traducción

En Translation-Traducción hemos decidido escribir y publicar este artículo sobre los traductores a modo de concienciación social sobre su gran labor. Normalmente, el trabajo de un traductor no está lo suficientemente valorado. Se suele considerar una tarea sencilla y por la que normalmente se reciben más críticas que alabanzas, aunque el traductor no sea siempre el responsable directo (como en el caso de la traducción de títulos de películas).

En general, un traductor es una persona simpática y agradable, pero cuando no se valora adecuadamente o se menosprecia su trabajo, es normal que se moleste. En este artículo de Translation-Traducción se recopilan algunas frases o ideas que no deberías decirle nunca a un traductor… a menos que quieras que se enfade.

Google Translate te sustituirá pronto

Google Translate puede resultar práctico en casos puntuales, pero no es y nunca será un reemplazo de un traductor humano. ¿Por qué? Los dobles sentidos, las malinterpretaciones, la falta de concordancia o las traducciones erróneas son solo algunos de los ejemplos que puede hacer mal Google Translate. Algo que, bajo la supervisión de un buen traductor humano debidamente formado y con gran experiencia, no ocurre.

¿Qué ha dicho el traductor?

Es habitual confundir la figura de un traductor y un intérprete; incluso muchos periodistas llaman traductores a los intérpretes. Grosso modo, la diferencia reside en que el traductor trabaja con textos a nivel escrito, mientras que el intérprete lo hace a nivel oral.

El traductor de esta película ha puesto un título malísimo

Un traductor, aunque se haya encargado del guión de una película, nunca es quien decide el título que se le pone. Lo hace la distribuidora en colaboración con un equipo de publicistas, ya que ellos son los que saben mejor cómo atraer al público. Criticar a un traductor por el título… es criticarlo por algo que se escapa de sus competencias.

¿Cómo traducirías la palabra…?

Un traductor no es un diccionario humano. Es cierto que se espera de él que sepa el significado o la traducción de muchas más palabras que la media, pero no que conozca todas las de una lengua. La labor de un traductor consiste en expresar un mensaje de una lengua a otra de una manera correcta y natural. Para ello puede apoyarse en diversas herramientas, como un diccionario o un glosario. Pero ni el mejor traductor del mundo tiene por qué conocer todas las palabras de una lengua. De hecho, es seguro que ni tú conozcas todas las que se usan en tu lengua materna.

Yo también traduzco

A los traductores les molesta el intrusismo laboral. Que haya personas que traduzcan solo por saber un poco de inglés (o francés, o alemán, o el idioma que sea) no es algo que les guste. Un buen traductor profesional es aquel que se ha formado durante varios años académicos en la universidad, ha adquirido diversas capacidades y cuenta con varios años de experiencia. Si esta figura se encuentra con alguien que alardee de sus capacidades y que asegure que la calidad es la misma, es normal que le moleste. Sobre todo porque dicha calidad está a años luz de ser igual y porque, normalmente, a esa otra persona le pagan mucho menos y eso revienta el mercado laboral.

¿Me traduces el currículum gratis? Lo haces en dos minutos

Traducir gratis es infravalorar la profesión de un traductor. Eso no exime a un traductor de que decida hacer un acto desinteresado o a cambio de otro favor a un amigo o familiar, pero escuchar el argumento de que lo va a hacer enseguida… es algo que no gusta. Y no se hace tan rápido. Sino, que lo traduzca Google Translate o aquel conocido que sabe idiomas…

Crédito de la imagen: difoosion.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *