Origen de «guiri»

8 Abr

Guiri es una palabra bastante común de la jerga española. Se utiliza para designar a una persona extranjera, generalmente turista, y que no tenga el español como lengua materna. No tiene porque ser un término despectivo, aunque muchas veces se piense que sí. ¿Conoces el origen de esta palabra? ¿Por qué comenzó a utilizarse? Atento, porque en Translation-Traducción te lo vamos a explicar.

Todo se remonta a la primera mitad del siglo XIX, cuando España estaba sumida en las guerras Carlistas. Para ponerte en contexto, en el año 1833 falleció el rey Fernando VII, cuya descendencia eran dos niñas. ¿Quién iba a sucederle en el trono? A partir de ese momento, España se dividió en dos bandos, cada uno partidario de un heredero diferente. Los sectores más liberales de la época (isabelinos o cristinos) defendían a su hija Isabel y a la madre de ésta, la regente María Cristina. Mientras que los más conservadores (carlistas), que no toleraban la idea de que una mujer reinase el país, querían que el monarca fuera Carlos, el hermano del fallecido Fernando VII y tío de Isabel. La guerra civil comenzó.

Pero volviendo al término guiri que nos ataña, se trata de una palabra que comenzaron a emplear los soldados carlistas asentados en el norte de España. En euskera existe la voz «guiristino», que se traduce en español por «cristino», y que por etimología alude a los defensores de la regente María Cristina. Se utilizaba la palabra «guiristino» para designar a cualquier persona ajena, extranjera o distinta. Los guiristinos eran los otros.

Pero no fue hasta mediados de los años 60 cuando la palabra original «guiristino» se abrevió en «guiri», tal y como la conocemos hoy en día. En aquella época el turismo incipiente en España reavivaba la economía nacional. Pero la afluencia masiva de extranjeros que comenzaba a invadir el país no fue visto con buenos ojos entre todos los españoles. Los sectores más conservadores lo consideraban como una usurpación de los valores tradicionales impuestos por Franco. Por tanto, se tiró de hemeroteca para volver a poner de moda la palabra «guiristino». Eso sí, la economía del lenguaje la acortó a simplemente «guiri».

Hoy en día un guiri no tiene nada que ver con las guerras Carlistas que azotaron España hace casi 200 años. Pero sí que sigue manteniendo ese matiz para definir a una persona ajena. En Translation-Traducción no queremos que seas ajeno a nosotros y te invitamos a compartir tus impresiones al respecto de esta curiosa etimología.

 Crédito de la imagen: yorokobu.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *