2 respuestas

  1. Lluís
    10/09/2019

    Decís, en la aorta: “Este fallo se escucha incluso eln ámbitos…”. Las cosas no se escuchan, se oyen. No escuchar puede ser signo de distracción o de poco interés. No oir puede ser por sordera del oyente o por nivel de sonido demasiado bajo.

    Responder

  2. Lluís
    10/09/2019

    En *Aorta* decís: “Este comentario se escucha incluso en ámbitos….”
    Los comentarios no se escuchan, se oyen. Escuchar es una actitud, una cuestión de voluntad. Oir es una capacidad de percepción frente al sonido.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio