Origen de «el que se pica, ajos come»

28 Sep
etimología frases

Es curioso el origen de esta expresión, ya que de por sí no tiene mucho sentido si nos paramos a interpretarlo de forma literal. ¿Qué relación puede existir entre picarse y comer ajos? ¿Qué tiene que ver un enfado con esta planta herbácea? Pues bien, el trasfondo de esta expresión reside ni más ni menos que en un error de traducción. Si quieres saber cuál, sigue leyendo este artículo de Translation-Traducción.

Al parecer, tenemos que remontarnos a la época renacentista y al humanista toscano Marsilio Ficino. Este estudioso escribió la obra Tres libros sobre la vida para dar consejos médicos sobre determinados alimentos que combatirían ciertos achaques o dolencias. Tras años de investigación, se comprobó que algunas de estas recomendaciones eran ciertas, como la ingestión de cítricos para frenar el resfriado. No obstante, otras se basaban en meras supersticiones sin demasiado fundamento. En cualquier caso, sus ideas se convirtieron en un éxito y esta importante obra se encuentra a fecha de hoy en la colección Plutei de la Biblioteca Laurenciana, en Florencia.

Hasta aquí todo es normal, pero ¿entonces qué ocurre con el ajo? Pues que en el apartado dedicado al cuidado de la dermis, Ficino escribió en italiano las siguientes palabras: «Colui che soffre di pelle secca, la mela mangia, et colui che di prurito, l’aglio mangia», que traducido al castellano quiere decir «Quien sufre de piel seca, manzanas come y quien de picor, ajos come». En aquella época, en Florencia era común aplicar dientes de ajo sobre las zonas dérmicas irritadas. No obstante, cuando el libro llegó a España se produjo un error de traducción al cambiar el sentido de la frase, puesto que, como probablemente hayas intuido ya, se publicó como «el que se pica, ajos come».

Este nuevo uso del ajo les pareció muy gracioso a los estudiantes de medicina de la Universidad de Salamanca, quienes no dudaron en utilizar dicha acepción de manera jocosa con el mismo sentido que tiene en la actualidad. La frase «el que se pica, ajos come» poco a poco se fue extendiendo y popularizando entre la sociedad hasta el punto de que varios siglos después continúa perdurando en el tiempo.

Si quieres conocer la etimología de otras palabras y expresiones, continúa leyendo otros artículos de Translation-Traducción.com.

Crédito de imagen: noticiasycuriosas.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *